Another Couple Of Poems From “Once”

by Emilio Pérez Miguel on May 23, 2010

These are a couple of poems from the second chapter of “Once”, the one titled “Dos Idiotas y Un Idiota” [Two Idiots and One Idiot]. It is the chapter in which the train of thought begins following dual pathways.

You can read more poems from “Once” right here and here. And for information on the launch event of the book, look here and here.

I hope you like these poems. If there is anything you want to tell me, use the “Comments” box which is situated at the bottom.

Rocío Y Ella

Comenzaremos por el punto
neutro del trasunto
de una misma comparecencia,
porque estos bifrontismos
son los mismos
imprevistos
entrevistos
hundidos en mi conciencia.

Y el empeño
que no domeño
y que se rehúsa a evanecerse
ha dejado de ser cíclico,
y esto que no puede hacerse
ni más grande ni más pequeño
ahora es algo recíproco.

Parece que el parecido
será restringido
entre este y nuestro estado,
mas las voces que prometen
arremeten
de profeso
sobre eso
que se ha supeditado.

Y el empeño
que no domeño
y que se rehúsa a evanecerse
ha dejado de ser cíclico
y esto que no puede hacerse
ni más grande ni más pequeño
ahora es algo recíproco…

Ella En Colores

Ella en colores más tenues
pacta otro significado.
Otra clase de inflexión.
Otra suerte de complexión
y otro valor ultimado.

Ella en colores más tenues
me acompaña por defecto
y por mi propia elección.
Y perfila mi convicción
como un camino directo,

como un patrón que sin verlo
crea y daña sin deberlo.
Y es demasiado difícil
saberlo o no sin saberlo.

Ella en colores más tenues
que trata de obviar mi pincel.
Eternamente probable
cual sueño inacabable
que yo deposito en tu piel.

Ella en colores más tenues
no espera ni un momento:
llega al punto exacto
y en un único acto
torna lo estático lento

torna su mente en su mente
casi automáticamente,
y es demasiado difícil
quererla o no simplemente.

Rodrigo Y Él

Alguien dice
“Ella se asoma
al umbral del estío que toma
la celeste
historia de mi corazón”.
Alguien dice
“Ella lo es todo
vivo en su sombra a mi modo
y me cuesta
cada esquela de razón”.

Alguien dice
“Ella es un pobre
pretexto que deposito sobre
la memoria
de las bandas grises del mar”
Alguien dice
“Ella ocasiona
una tristeza en mi persona
necesaria
que trato de no recordar”.

Alguien dice
“Ella es Julieta”,
y miente como aquel poeta
que tan solo
procuró decir la verdad.
Alguien dice
“Ella es el centro
que esmaltó en mí, muy adentro
cada ola
del alba de la soledad”.

Alguien dice
“Ella se ataca
y su brillo es una estaca
en un prisma
que conceptúa el dolor”.
Alguien dice
“Ella es proclive
a no vivir, y cuando no vive
es lo mismo,
tan solo que mucho mejor”.

Alguien dice
“Ella lo es todo.
Vivo en su sombra a mi modo
y me cuesta
cada esquela de razón”.
Alguien dice
“Ella se asoma
al umbral del estío que toma
la celeste
historia de mi corazón”.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: